Read more: http://www.aizumblog.com#ixzz2RsEEQIZv

martes, 23 de abril de 2013

De cuatro, cinco

martes, 23 de abril de 2013 2
Los ruidos de las sirenas descomponen el silencio de la noche reinante, la sinfonía del chispeo de la lluvia sobre la acera y la acera sobre las alcantarillas, rompen el espejismo que forma ese torrente y la única luz proveniente de la luna coquetea con ese misceláneo de centellas y estridencias nocturnas, llevando luces a cada frente de la calle y llenando de ruidos vacilantes el aire.La sombra del mirador que forma el segundo nivel de aquella vieja casona en la esquina, dejaba un cubículo seco bajo el cual empezaba a asomar una tenue luz delatada por la calma inmóvil de las sombras.

Lentamente, como la suave inmersión del olvido, Chris asoma su bota derecha en la pequeña abertura que deja la puerta, formando un pequeño umbral por el que se filtra una pequeña cantidad de agua de lluvia y de la luz lívida, logra divisar un último indicio que la negrura del pasadizo no dejó ver: un pendiente de oro ahora repleto de color escarlata, con forma de argolla del tamaño de un limón, anclado en la sangre fresca, a unos centímetros de la mano del occiso, entre el torrente de sangre y el agua turbia. Pero Chris decidió no tomarlo consigo, consideró que el hecho de abrir la puerta de manera torpe aunque sublime y haberse comprometido tanto con el asesinato no le daba lugar a nada más que escapar sin dejar a la deriva mas errores.

Sus treinta segundos ya habían finalizado y él seguía divagando entre salir corriendo por la puerta entreabierta, al tiempo que el agua seguía lavando el cuerpo ensangrentado o esperar un momento más.

El silencio se apoderó nuevamente de las calles, las sombras volvían a reinar y la luna se infiltró nuevamente para dar paso a una lluvia inmediatamente feroz, ese nuevo ritual no era incongruente a su turbada respiración. Se había disipado el último ruido de sirena, era casi imperceptible. Fue entonces que se decidió, abrió con más fuerza la puerta, esta vez sin importarle cuanta cantidad de agua se filtrase y cuando luz dejara en evidencia el cuerpo yacido y pálido. Miró de un lado a otro antes de cerrar lentamente la puerta, procurando entonar el mismo ritmo de la lluvia.

En dos pasos dio vuelta a la esquina y cruzó la avenida Harvey directo a los suburbios mientras pensaba en lo mucho que brillaba ese pendiente a pesar de posar en un charco de sangra y pensó: "no hay mayor desgracia para un zombie que saberse que se está muerto".

lunes, 22 de abril de 2013

Si mis recuerdos hablaran mentirían

lunes, 22 de abril de 2013 1
Te vi cabalgar en un estrecho
donde reposan los recuerdos
del jazmín decolorado
el cielo azul suplicio
y el moho postrado impaciente

Allí crecí sin raíces
y mis hojas se desvanecieron
bajo frutos trémulos
que caen de bruces
expuestos a las sombras
al sedicioso suspiro de la hojarasca
y sus carcajadas lúdicas

Tu frivolidad asoma astillada
cual ausencia desvanecida
en el olvido cauteloso
contados en treinta eneros
que difaman mi pluma coludida

Símil a la hoja seca que serpentea
aboceto una larga negrura
y visito tu pretérito cobijo
caigo en tu gélido regazo 
del cual apenas visto
el viento del olvido faculta arrastrar

Es lo que queda de mi
el invento de un error
el grito desgarrando el silencio
a la suplica de tu apología
que mi angustia calcina

Embriagado de la omisión
ansío amputar mi sudor
y huir entre aleteos
a la ruta de las horas marchitas
del llanto insolente
y la duda eterna

jueves, 11 de abril de 2013

Héroe antifaz

jueves, 11 de abril de 2013 0
Mis manos sostienen un castillo de naipes
alfombrado de ficción
y el pasado pulula, resonando como eco de arpías
el miedo, el desencanto y la alienación se conjugan
y me estampan enveresado bajo el suelo

Mis voces encerradas en palabras
como colores que se vuelven sepia
como llagas que colapsan
y nudos que arden clandestinos

Quiero arrancarlas de mi cabeza
esas piedras que vuelan
esas risas que se esconden
en surcos de fatiga

El tiempo se despide entre pesares
a la diestra de su resignación
¿Acaso soy distinto a un bolígrafo batiendo?,
al puente de mi ele en dieciocho versos
y todas sus letras bailando en círculos?


lunes, 8 de abril de 2013

De cuatro, cuatro

lunes, 8 de abril de 2013 0
1
Un espeso torrente de seda
púrpura cadavérica que quema
sobre negro gore yema
carbón humoso es lo que queda.

En colillas de Camel omitida
flotando transpone,  la gélida neblina
los erizados poros de su piel afligida
enfilados con torpeza tras la letrina.

Una tenue luz yacía sobre su faz
cual paramo estéril quizás
escapaba apenas una estela fugaz.

Mil pasos rodearon esa sinfonía
y un cartel "Pink Flamingos" relucía
la evidencia cruel de su agonía.

2
El pasadizo oscuro apenas vislumbraba
partículas de polvo resonante
el viejo mirador a tientas alumbraba.
como hechizo de luna asonante.

La débil silueta del occiso
dejaba una sombra de levedad
y a dos metros, el vintage piso 
acababa con brusquedad.

El cómo evade el porqué previsible
y el silencio era imposible
por el chispear de un fusible.

El olor a rancio que oxida
rebosante y refundida
le permiten la alarma remitida.

3
Los pasos de Chris se detienen
y sus ojos pardos no contienen
el espanto en su rostro, deformado
de tono aplacado e inventado.

Dos de tres posibilidades se desechan
a la vez que las sirenas lo acechan
abrir el pórtico a dos metros de su derecha
relampagueando azules y rojas luces bajo su brecha.

Una única salida en menos de treinta segundos
la escena en fotogramas escalados
y una evasión a pasos forzados

De seis rastros de balas, solo dos lo abatieron
las huellas con el homicida corrieron
la lucidez  y el deseo con el viento huyeron.

4 ...

Los que más comentan:

 
◄Design by Pocket. Premium Wordpress Themes | Premium Blogger Templates
Read more: http://www.aizumblog.com#ixzz2RsEEQIZv